Una de las preguntas frecuentes de los papás que comienzan a inculcar la limpieza bucal a sus hijos es: ¿la pasta que usan los niños debe tener flúor? Y ¿cuánto flúor?

En el mercado mexicano se venden pastas fluoradas y no fluoradas, lo ideal es comprar una con el mineral (es un ingrediente natural que se encuentran en el agua) puesto que ayuda a evitar las caries, pero cuando ya apareció alguna es probable que la sane, siempre y cuando la lesión apenas comience.

Para cuando tu hijo ya pase los cinco años de edad, deberán a partir de 500 ppm pero ahora la pasta deberá ser del tamaño de un frijol. A partir de los diez años, deberás preguntarle a tu odontólogo cuál pasta es ideal para tu hijo.

Todas las medidas preventivas que se lleven a cabo durante las diferentes edades del menor deben ser valoradas y sugeridas por un odontopediatra (odontólogo), dependiendo del grado de riesgo que cada uno tenga, basados en su alimentación e higiene bucal con el objetivo de desarrollar un plan de salud bucal adecuado.




*Fuente: bbmundo